Piedras

La dispensa de medicamentos: un importante logro para la Fisioterapia

imagen con diversas pastillasLa Fisioterapia y sus profesionales debemos sentirnos satisfechos por el logro obtenido el pasado 25 de julio. Se trata de una vieja aspiración que se ha hecho realidad: la facultad de indicar, usar y autorizar, de forma autónoma, la dispensación de medicamentos no sujetos a prescripción médica y de productos sanitarios realizados con el ejercicio de su profesión, mediante orden de dispensación.

El Boletín Oficial del Estado número 177, correspondiente al 25 de julio, publicó la Ley 10/2013, de 24 de julio, por la que se incorporan al ordenamiento jurídico español las Directivas 2010/84/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de diciembre de 2010, sobre farmacovigilancia, y 2011/62/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 8 de junio de 2011, sobre prevención de la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal, y se modifica la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

Benito Fernández-Hijicos Rodríguez-Palancas, asesor jurídico del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), analiza en un artículo las novedades que implica para nuestro colectivo esta modificación de la normativa.

LA DISPENSA DE MEDICAMENTOS

Concretamente, explica nuestro asesor jurídico, esta Ley 10/2013 modifica la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios recociendo la posibilidad de dispensación a los fisioterapeutas. Así, el texto queda redactado de la forma siguiente:

Artículo 77. La receta médica y la prescripción hospitalaria.

1. La receta médica, pública o privada y la orden de dispensación hospitalaria, son los documentos que aseguran la instauración de un tratamiento con medicamentos por instrucción de un médico, un odontólogo o un podólogo, en el ámbito de sus competencias respectivas, únicos profesionales con facultad para recetar medicamentos sujetos a prescripción médica.

Sin perjuicio de lo anterior, los enfermeros de forma autónoma, podrán indicar, usar y autorizar la dispensación de todos aquellos medicamentos no sujetos a prescripción médica y los productos sanitarios, mediante la correspondiente orden de dispensación.

Los fisioterapeutas también podrán indicar, usar y autorizar, de forma autónoma, la dispensación de medicamentos no sujetos a prescripción médica y de productos sanitarios relacionados con el ejercicio de su profesión, mediante orden de dispensación.

REGULACIÓN

A este respecto, Benito Fernández-Hijicos Rodríguez-Palancas aclara que el Gobierno regulará la indicación, uso y autorización de dispensación de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica por los enfermeros en el marco de los principios de la atención integral de salud y para la continuidad asistencial, mediante la aplicación de protocolos y guías de práctica clínica y asistencial, de elaboración conjunta, acordados con las organizaciones colegiales de médicos y enfermeros y validados por la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con la participación de las organizaciones colegiales correspondientes, acreditará con efectos en todo el Estado a los enfermeros y a los fisioterapeutas para las actuaciones previstas en este artículo.

Lo siguiente será confeccionar un deseable modelo único de orden de dispensación, pues aunque la norma no dice nada se debe interpretar que le serán de aplicación las mismas reglas de la receta médica, recogidas en el mismo artículo 77:

3. La receta médica será válida en todo el territorio nacional y se editará en la lengua oficial del Estado y en las respectivas lenguas cooficiales en las Comunidades Autónomas que dispongan de ella.

4. Las recetas médicas y órdenes hospitalarias de dispensación deberán contener los datos básicos de identificación de prescriptor, paciente y medicamentos.

5. En las recetas y órdenes hospitalarias de dispensación, el facultativo incluirá las pertinentes advertencias para el farmacéutico y para el paciente, así como las instrucciones para un mejor seguimiento del tratamiento a través de los procedimientos de la atención farmacéutica, con el fin de garantizar la consecución de los objetivos sanitarios de aquéllas.

Tageadas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.