Piedras

Muchas batallas por vencer

Comando-ActualidadOKTras el debate suscitado en nuestro colectivo por la emisión de un reportaje sobre intrusismo en ‘Comando Actualidad’, de Televisión Española, hemos recibido esta carta abierta del colegiado José Moyano Rivas, que intervino en dicho programa:

CARTA ABIERTA DE JOSÉ MOYANO RIVAS

Hace unas semanas tuve la ocasión de que me entrevistaran en un programa de televisión para exponer la situación del intrusismo en nuestra profesión. Mi experiencia mediática es escasa, pero intenté hacerlo lo mejor posible y aprovechar esta oportunidad para que la sociedad entendiese esta problemática que nos afecta a nosotros, como profesionales, y a la sociedad propiamente dicha por temas de salud pública.

Las sorpresas tras la emisión del programa han sido varias. La primera que, tras una entrevista de más de una hora de duración, al final lo recortaron a unos escasos dos minutos, los que son, a criterio del periodista, los más relevantes. Esto, como es lógico, deja muchos argumentos y explicaciones en el tintero.

Pero quizás la mayor de las sorpresas ha sido que una parte significativa de fisioterapeutas que hayan sentido ofendidos por pensar que, a mi juicio, hay que perseguir a la osteopatía, acupuntura o quiropraxia en general, y nada más lejos de la realidad. Os aseguro que no es así, hasta tal punto de que yo, personalmente, publicito y practico diariamente osteopatía y acupuntura, entre otras técnicas, en mi consulta.

Nuestro Colegio lucha contra aquel que utilice técnicas propias de nuestra profesión, y entre ellas la osteopatía y la quiropraxia (ORDEN CIN/2135/2008 de 3 de julio), sin tener una titulación en fisioterapia y que, como resultado de ello, esté tratando patologías que sólo deberían ser tratadas por personal sanitario.

Tras esta polémica de algunos compañeros que pensaban que la osteopatía era perseguida por nuestro colectivo, independientemente de quien la aplique, ha surgido un debate que creo que debería ser extendido y expuesto públicamente.

Al parecer, por un lado hay fisioterapeutas que pensamos que todo tratamiento manual con medios físicos de cualquier tipo, o incluso con químicos y farmacológicos, a medida que podamos ganar competencias, debería de estar bajo el nombre de “Fisioterapia’, que se deberían regular todas estas prácticas que demuestren eficacia, consensuar una formación reglada y hacer de ellas una extensión de una rama común que sería la Fisioterapia y que siempre se actuara bajo el nombre de esta, ya sea aplicando manipulaciones a alta velocidad, técnicas miofasciales, a través de una aguja o con ejercicios terapéuticos, entre otros.

Pero otro sector de nuestra profesión, especialmente el de la osteopatía, parece ser más sensible a esta cuestión y algunos compañeros, incluso después de haber estudiado la carrera universitaria de Fisioterapia, quieren distanciarse de esta nomenclatura y nombrarse como osteópatas más que como fisioterapeutas que aplican la osteopatía.

A mí me sorprende esta posición por varias razones. Primero, porque la osteopatía como tal no es una profesión regulada en España, sino una competencia de la Fisioterapia y, si nos anunciamos como osteópatas, podemos entrar en el mismo saco que cualquier profesional no sanitario que se anuncie también como osteópata y al que no se le exige absolutamente nada desde la administración para montar su centro, por no ser considerado como sanitario.

Además, podemos confundir a la sociedad, y de hecho creo que lo estamos haciendo, ya que realmente cuando alguien va a un osteópata, si no lo pregunta puede no saber delante de qué tipo de profesional se encuentra.

Haced la prueba en vuestros centros. Si alguien os cuenta que antes de ir a vosotros ha ido a un osteópata, preguntadle si sabía si era fisioterapeuta también o no, porque en muchas ocasiones os dirán que no lo sabían. Esto a mí me preocupa porque, por una parte, si no decimos que somos fisioterapeutas estamos subiendo la categoría de los osteópatas, que no lo son. Y, por otra, personas insuficientemente formadas pueden estar haciéndonos quedar mal como profesionales en caso de que la gente nos meta en el mismo saco.

Por todo esto, quiero dejar clara mi posición al decir que tanto la osteopatía, la quiropraxia, la acupuntura y todas las técnicas que podamos desempeñar los fisioterapeutas y tengamos una formación reglada para ellas, las practiquemos bajo el nombre de “Fisioterapia’.

Que seamos inteligentes y luchemos por ampliar nuestras competencias y por hacer crecer a nuestra querida profesión, en vez de tirar piedras sobre nuestro tejado y dividirnos, porque la división nos hará más débiles como colectivo. Y aún, compañeros, nos quedan muchas batallas por vencer.

Tageadas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *