Piedras

Los delitos más comunes de los profesionales sanitarios

Los delitos más comunes en las profesiones sanitarias.Los profesionales sanitarios, por la naturaleza de la prestación profesional realizada, pueden incurrir en conductas que, si tienen trascendencia en los bienes protegidos por la norma, pueden estar tipificadas en el Código Penal como delitos o faltas, aun cuando el sanitario no tuviera intención de ocasionar el daño, basta con una simple imprudencia (omisión del deber de cuidado): “No hay pena sin dolo o imprudencia…” (artículo 5 del Código Penal).

En este artículo, el asesor jurídico del Colegio, Benito Fernández-Hijicos Rodríguez-Palancas, advierte de los delitos que, con mayor probabilidad, pueden ser cometidos por los profesionales sanitarios. Son los siguientes:

Secreto profesional

El simple acceso a la historia clínica sin autorización es un delito grave, castigado con no menos de dos años de prisión, tal y como se recoge en los artículos 197 a 201 del Código Penal.

El bien jurídico protegido es la intimidad de las personas en la esfera de relaciones confidenciales profesional–paciente.

Intrusismo profesional

Incurre en este delito el que realiza actos propios de una profesión para la que se requiere un título académico (expedido o reconocido en España) y no dispone de él, o bien el que realiza una actividad profesional sin el preceptivo título oficial. Se castiga con multa en ambos casos.

Denegación de auxilio y omisión del deber de socorro

Con este tipo se castiga al profesional sanitario que, estando obligado a ello, denegara la asistencia o abandonara los servicios sanitarios, causando un riesgo grave para la salud. Se castiga con fuertes penas de inhabilitación (desde seis meses a tres años).

Lesiones

Son los daños que afectan directamente a la salud física o mental y a la integridad corporal que, en el caso que nos ocupa, serían causados por imprudencia profesional.

Las penas están íntimamente relacionadas con la gravedad del daño ocasionado pero, en cualquier caso, se exige que la lesión requiera objetivamente, para su recuperación, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. Si no se diera este requisito, se podrá considerar como falta.

Dentro de las lesiones, podrían incluirse también las causadas al feto, como consecuencia de una imprudencia profesional.

Si los daños causados producen la muerte a una persona, se incurriría en el delito de homicidio imprudente.

Abusos sexuales

El Código Penal castiga a la persona que, sin mediar consentimiento, atenta contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona.

Por ello, siempre se recomienda que, cuando el profesional haya de explorar y/o tratar zonas especialmente sensibles, proceda a dejar constancia de la información (lo más detallada posible) suministrada al paciente y de su consentimiento para ser explorado/a o tratado/a.

Falsedad documental

A veces, el fisioterapeuta está obligado a emitir certificados que contienen datos personales y clínicos sobre la salud del paciente. Si estos datos se falsean por un funcionario, se incurre en este delito, que sanciona las siguientes conductas:

– Alteración de un documento en algunos de sus elementos.
– Simulación de un documento en todo o en parte, de manera que induzca a error en su autenticidad.
– Suposición de intervención.
– Faltando a la verdad en la narración de los hechos.

Delitos contra la salud pública

Incurren en este delito los que, sin justificación terapéutica, prescriban, proporcionen, dispensen, suministren, administren, ofrezcan o faciliten a deportistas federados no competitivos, deportistas no federados que practiquen el deporte por recreo, o deportistas que participen en competiciones organizadas en España por entidades deportivas, sustancias o grupos farmacológicos prohibidos, así como métodos no reglamentarios destinados a aumentar sus capacidades físicas o a modificar los resultados de las competiciones y que, por su contenido, reiteración de la ingesta u otras circunstancias concurrentes, pongan en peligro la vida o la salud de los mismos.

Serán castigados con penas de prisión de seis meses a dos años, con multas de entre seis a 18 meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio, de dos a cinco años.

Tageadas: , , , , , , , , ,

Comentarios: 3

  1. Natalia 11 abril, 2015 at 1:07 pm Reply

    Les ruego retiren mi comentario, les escribiré un email

    • Admin Consejos de Fisioterapia 24 abril, 2015 at 3:53 pm Reply

      Buenas tardes Natalia,

      No se preocupe. Estamos a su disposición vía e-mail: cpfm@cfisiomad.org

  2. […] título de este artículo se […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.