Piedras

La evolución del vendaje neuromuscular en Pediatría

Han pasado varios años desde que el vendaje neuromuscular comenzara a utilizarse en el ámbito pediátrico. A lo largo de este tiempo, hemos podido comprobar su eficacia en diferentes patologías y pacientes y las aplicaciones han ido evolucionando y adaptándose para conseguir.

En este artículo, Isabel Jiménez, fisioterapeuta del CPEE Miguel de Unamuno (Móstoles) y profesora acreditada de la Asociación Española de Vendaje Neuromuscular (AEVNM) y Taping Neuromuscular Internacional (TNMI), analiza la evolución de la técnica pediatría.

LA EVOLUCIÓN DEL VENDAJE NEUROMUSCULAR EN PEDIATRÍA. Por Isabel Jiménez.

Las técnicas de vendaje neuromuscular (VNM) pediátricas tienen una entidad propia. No podemos utilizar los vendajes del adulto en el niño porque el niño no es un adulto en miniatura. Los pacientes pediátricos tienen unas características anatómicas, fisiológicas e incluso patológicas muy diferentes al adulto, y las técnicas de fisioterapia deben adaptarse a estas particularidades.

Esto es algo que ya tenemos muy claro con otras técnicas, como la fisioterapia respiratoria, los tratamientos neurológicos, traumatológicos, etc. De igual manera, cuando utilizamos el VNM como complemento a nuestro tratamiento, debemos adecuar la técnica tanto a la patología como al paciente, respetando sus individualidades.

La piel de los niños tiene unas características muy especiales: es menos densa, más porosa y con un sistema inmunológico inmaduro muy reactivo; además de que el sistema nervioso y el aparato locomotor están en desarrollo durante años (Tablas 1, 2 y 3).

Tabla 1. Diferencias entre la piel del adulto y del niño

• Estrato córneo no desarrollado.
• Disminución de la cohesión entre dermis y epidermis.
• Uniones celulares epidérmicas más débiles.
• Mayor permeabilidad.
• Menor actividad de células sudoríparas y sebáceas.
• Menor capacidad para sintetizar la melanina.
• Desarrollo insuficiente de los sistemas defensivos.
• Mayor riesgo de desarrollar enfermedades cutáneas infecciosas o inflamatorias.

Tabla 2. El esqueleto inmaduro

• Las lesiones óseas son diferentes en el niño que en el adulto.
• El esqueleto del niño está compuesto en su mayor parte por cartílago traslúcido.
• Periostio más grueso y resistente: produce callo más rápidamente y en mayor cantidad que el adulto.
• Huesos más porosos y flexibles con más cantidad de canales de Havers en la cortical.
• Mayor grado de remodelación ósea.

Tabla 3. El sistema nervioso y muscular del niño

• El peso del cerebro se duplica en los seis primeros meses. Alcanza su máximo a los dos años.
• Mielinización del SNC incompleta hasta los dos años.
• El cerebro del RN recibe el 12 por ciento del gasto cardíaco, mientras que en el adulto es un 2 por ciento.
• Mayor permeabilidad de la barrera hematoencefálica.
• Espacio intersináptico mayor y menor reserva de acetilcolina (transmisión sináptica lenta).
• Fibras musculares escasas y pequeñas (se comporta como un miasténico).

El vendaje neuromuscular está diseñado simulando la densidad y la elasticidad de la piel del adulto, pero la piel de un niño no tiene estas características, de manera que el estímulo y la limitación que podemos ejercer son proporcionalmente mayores en un paciente pediátrico.

Las patologías que abordamos también son diferentes a las del adulto, hay alteraciones características de la población pediátrica que nunca vemos en la población adulta y viceversa, y la evolución de las mismas también difiere en los dos grupos.

Las técnicas pediátricas se han adaptado a estas características y se han convertido en aplicaciones cada vez más minimalistas, menos restrictivas y de más fácil aplicación. De esta forma, se ha mejorado cuantitativamente la tolerancia a la técnica. Por un lado, las tiras más pequeñas disminuyen las alteraciones cutáneas y, por el otro, al no limitar los movimientos el niño/a rechaza menos el vendaje, y potenciamos la adquisición de patrones de movimiento: sólo adquirimos habilidades motrices si podemos experimentar el movimiento y esta funcionalidad dotará al niño de experiencias sensorio motrices que favorecen su evolución en todos los aspectos (teoría de la integración sensorial).

El simplificar la aplicación hace que el terapeuta pueda ser más rápido, con lo que el niño/a no tiene que mantener la posición un tiempo prolongado.

La integridad de la piel en los niños es un factor muy importante, no sólo a la hora de colocar el vendaje sino también en la retirada del mismo. Por ello, también debemos implicar a la familia. Los padres deben saber reconocer las posibles reacciones adversas al vendaje y cómo quitar el vendaje minimizando lesiones (Figuras 1, 2 y 3).

Figura 1. Las aplicaciones extensas, son más difíciles de colocar y más difíciles de quitar. Pueden producir más dolor y lesiones cutáneas al retirarlas.

Figura 1. Las aplicaciones extensas, son más difíciles de colocar y más difíciles de quitar. Pueden producir más dolor y lesiones cutáneas al retirarlas.

Figura 2. Reacción alérgica al vendaje.

Figura 2. Reacción alérgica al vendaje.

Figura 3. Lesión cutánea ocasionada al retirar el vendaje.

Figura 3. Lesión cutánea ocasionada al retirar el vendaje.

La evolución en las técnicas pediátricas de vendaje neuromuscular se ha hecho muy patente en las publicaciones existentes sobre VNM en pediatría. En el primer libro que se publicó «Kinesiotaping in pediatrics: Fundamentals and whole body taping” de Kenzo Kase, Patricia Martin y Audrey Yasukawa (2006), se describen aplicaciones múltiples, muy extensas, con más efectos musculares y de corrección articular, mientras que en los publicados más recientemente “Vendaje neuromuscular en pediatría. Taping en niños: Teoría, técnicas y práctica», de Esther de Ru (2013), o “K-Taping in pediatrics: Basics techniques indications”, de Brigit Kumbrik (2015), muestran técnicas mucho más específicas y propioceptivas.

Podemos dar varios ejemplos de cómo han evolucionado las técnicas pediátricas buscando menos tensión y simplificar la técnica de vendaje.

Cuando en 2009 se publicó “O uso da bandagem elástica Kinesio no controle da sialorréia em crianças com paralisia cerebral” (Ribeiro MO, Rahal RO, Kokanj AS, Bittar DP ACTA FISIATR 2009; 16(4): 168 – 172), se describió la técnica del S-tape con un cien por cien de tensión. Actualmente, utiliza un 20-30 por ciento, siendo igual de efectivo y minimizando el riesgo de heridas en la piel (Fig.4).

Fig. 4: S-Tape.

Fig. 4: S-Tape.

El vendaje utilizado en abanico a lo largo de los extensores de los dedos, puede ser sustituido en algunos casos por otros que, actuando sobre el pulgar, rompen el patrón espástico y mejoran la apertura de la mano (Figuras 5 y 6).

Figura 5: Vendaje en abanico.

Figura 5: Vendaje en abanico.

Figura 6: Técnica de Corrección Propioceptiva del pulgar.

Figura 6: Técnica de Corrección Propioceptiva del pulgar.

La TEC (Técnica de Estimulación Cutánea), es otro ejemplo de cómo se ha minimizado la aplicación del vendaje, sin disminuir su eficacia. Estos vendajes buscan zonas cutáneas muy inervadas y/o el deslizamiento de la piel a favor del movimiento. De esta forma, el estímulo del vendaje se mantiene con aplicaciones más pequeñas (Figuras 7 y 8).

Figura 7: Inervación cutánea del nervio axilar.

Figura 7: Inervación cutánea del nervio axilar.

Figura 8: TEC en deltoides posterior.

Figura 8: TEC en deltoides posterior.

Un factor importante a tener en cuenta es el efecto propioceptivo y visual del vendaje, que produce una estimulación sensorial constante en el niño/a. ¿Es adecuado mandar multitud informaciones a un sistema nervioso en desarrollo? ¿Cómo se integra la información? Y, ¿qué ocurre cuando además existe una lesión neurológica? (Figura 9).

Figura 9: Cada vendaje envía un estímulo que el niño/a debe integrar.

Figura 9: Cada vendaje envía un estímulo que el niño/a debe integrar.

Evidentemente, es mucho más coherente priorizar el vendaje en base a la información que queremos que el niño/a integre, basándonos en nuestros objetivos de tratamiento y no utilizar demasiados a la vez.

Obviamente, hay ocasiones en las que lo más importante es alinear, dar estabilidad y soporte a la articulación y evitar complicaciones ortopédicas. Es en estos casos cuando no podemos prescindir de técnicas de mayor tamaño y con una mayor tensión, pero siempre usando tensiones mucho más moderadas que en el adulto (Fig. 10).

Fig. 10. Vendaje para coaptación del hombro en una subluxación.

Fig. 10. Vendaje para coaptación del hombro en una subluxación.

Conclusión

Las técnicas pediátricas de vendaje neuromuscular han evolucionado para adaptarse a las características anatómicas, fisiológicas y patológicas de los niños/as siguiendo una máxima importante: “Cuanto menos, mejor”.

• Pocos vendajes simultáneos.
• Poca tensión en la venda.
• Técnicas cada vez más pequeñas para minimizar la aplicación.

Tageadas: , , , , , , ,

Comentarios: 5

  1. Ascen 30 abril, 2016 at 8:18 am Reply

    Excelente

  2. Libeth 30 abril, 2016 at 12:53 pm Reply

    Hola mi hijo tiene hemi derecha su mano casi no la husa y su pie camina de puntas voy investigar con la doctora que le pondra Botox si lo hacen aca ya que nunca habia escuchado de esto y ustedes me pueden dar mas informacion muchas grasias

  3. betzabeth 12 enero, 2017 at 3:17 pm Reply

    Hola que tal mi bebe tiene síndrome de down y tiene una tortícolis congénita ella ya tiene 8 meses he estado investigando a ver si se le puede colocar un tape de eso. Soy de Venezuela y aquí no he conseguido especialistas en eso. Si me pueden dar más información a ver si se lo coloco en casa. Ella está en fisioterapia hemos hechos muchos ejercicios para eso y solo ha mejorado un poco.gracias

    • Admin Consejos de Fisioterapia 25 enero, 2017 at 1:40 pm Reply

      Buenas tardes,

      Es recomendable que siga las indicaciones de un profesional. Lo importante es que siga sus sesiones con el fisioterapeuta.

      En España está despuntando esta terapia http://www.fisio.tv/video/?videoId=e-202

      Gracias por leernos y esperamos que siga mejorando.

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.