Piedras

Las mujeres deportistas tienen que reforzar su suelo pélvico para evitar problemas de incontinencia

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) alerta que entre el 20 y el 51 por ciento de las mujeres deportistas de 25 a 45 años sufren de incontinencia urinaria, al margen de que tengan o no hijos. La incidencia aumenta en deportes de impacto o que requieren de gran esfuerzo, y puede evitarse prestando atención a los músculos que conforman el suelo pélvico.

El suelo pélvico, explica el secretario general del Colegio, José Santos, es el conjunto de la musculatura, tejido conectivo y nervioso que se encuentra en la cavidad de la pelvis y juega un papel muy importante en el apoyo de los órganos (vejiga, matriz e intestinos), en el cierre de los esfínteres y también en la función sexual y reproductora.

Dentro de su campaña ’12 meses, 12 consejos de salud’, el CPFCM recomienda a las mujeres deportistas que trabajen de manera intensa la musculatura del suelo pélvico, teniendo en cuenta que se tiene más riesgo de sufrir problemas en esta zona si se está embarazada, en periodo de posparto o se han sufrido intervenciones quirúrgicas en el abdomen o la zona de la pelvis.

Además, tal y como se explica en el videoconsejo, es aconsejable acudir a la consulta del fisioterapeuta si se detectan pérdidas accidentales de orina al hacer ejercicio, reír, toser o estornudar; si se tiene dificultad para vaciar la vejiga o los intestinos; si se sufre dolor pélvico, alteraciones de la sensibilidad en las relaciones sexuales o sensación de peso en la vagina.

Santos señala que, si se sufre o se tiene riesgo de padecer problemas de suelo pélvico, hay que asesorarse con un fisioterapeuta experto, que indicará como realizar la actividad deportiva de manera saludable con un programa personalizado de ejercicios.

“La fisioterapia uroginecológica tiene herramientas para una práctica deportiva saludable, y la eficacia del tratamiento se sitúa entre el 44 y el 69 por ciento”, asegura.

El ejercicio físico como prevención

Por otra parte, el CPFCM recuerda que practicar algún deporte o realizar ejercicio físico de manera habitual es fundamental para mantener una buena salud y prevenir enfermedades. En el caso de la mujer, por ejemplo, y según apuntan estudios recientes, las que no realizan ejercicio físico tienen mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

En concreto, se calcula que las mujeres que llevan una vida sedentaria tienen un 71 por ciento más de probabilidades de desarrollar la enfermedad. Según los datos aportados por el estudio, el 45 por ciento por ciento de las mujeres no realiza apenas ejercicio físico y añaden que un 13,8 por ciento de los cánceres de mama podría evitarse, sólo practicando deporte.

A la vista de estas cifras queda más que probada la importancia de fomentar la práctica de deporte entre las mujeres desde la infancia. En general, apunta Santos, el ejercicio físico durante el crecimiento, bien controlado, ejerce efectos positivos en el desarrollo fisiológico y psicológico de las niñas.

“Eso sí, no podemos olvidar que si la actividad se desarrolla de forma intensa en esta etapa de desarrollo puede tener efectos negativos, por lo que es necesario que se realice bajo el control de especialistas”, advierte.

El Colegio también alerta de que en algunas deportistas jóvenes el ejercicio y otros factores asociados al mismo son capaces de originar ciertos trastornos de la menstruación o retrasos en la presentación de la menarquia, situaciones que propician la perdida de hueso y la aparición de fracturas óseas.

 

 

Tageadas: , , , , , , , , ,

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.