Piedras

Vigilar la postura y utilizar los accesorios adecuados, fundamental para evitar lesiones en las tareas del hogar

  • La campaña ‘12 meses, 12 consejos de salud’ del Colegio se centra este mes en la importancia de cuidar la postura a la hora de realizar las tareas del hogar para prevenir futuras lesiones.

Mantener una postura correcta, atendiendo a los movimientos repetitivos que conlleva realizar las tareas del hogar, así como valerse de los accesorios adecuados para realizar las tareas del hogar, es fundamental para prevenir y evitar lesiones musculoesqueléticas. Así lo explica el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) en el primer videoconsejo de 2018 de su campaña ’12 meses, 12 consejos de salud’, que han puesto en marcha un año más.

Tareas tan sencillas y rutinarias como hacer la cama, cocinar o limpiar los cristales pueden desencadenar problemas a nivel articular, tendinoso, ligamentoso y muscular, bien por su mala ejecución o bien por tratarse de movimientos repetitivos.
Por este motivo, el Colegio ha dedicado su primer videoconsejo del año a la importancia de la prevención a la hora de llevar a cabo las tareas del hogar.

Así, advierte de que las posturas incorrectas y los movimientos repetitivos que se producen al hacer labores cotidianas como barrer, limpiar los cristales o levantar pesos, pueden provocar traumatismo en los brazos, las piernas, las manos y la espalda. Y es que, según explica el secretario general del Colegio, José Santos, “las tareas de la casa implican una carga muy pesada para todo el aparato locomotor ya que la actividad física recae, fundamentalmente sobre articulaciones, músculos y huesos”.

Además, el CPFCM recuerda que, aunque todos estamos expuestos a sufrir lesiones al hacer estas tareas, son los niños y las personas mayores los más vulnerables, en este último caso debido fundamentalmente a la pérdida de control del equilibro, las dificultades que tienen al andar y la disminución de la visión.

PATOLOGÍAS MÁS COMUNES

Algunas de las patologías más comunes que se pueden producir en el hogar como consecuencia de limpiar muebles o recoger bolsas pesadas son la lumbalgia o el síndrome de túnel carpiano, que afecta a los nervios y tendones de las manos y que se produce tras permanecer con las muñecas flexionadas durante mucho tiempo, provocando un hormigueo de la mano que se acaba convirtiendo en falta de sensibilidad. La epicondilitis, provocada por la inflamación de los tendones de los músculos extensores de la muñeca es otro de los problemas más comunes que se producen por la repetición continua de un movimiento.

Para evitar estas posibles lesiones, el Colegio apunta a la higiene postural a la hora de desempeñar las labores domésticas. Así, para fregar platos y planchar es aconsejable poner en el suelo un apoyo de unos 10 cm de alto que permita ir poniendo un pie en cima e ir cambiándolo para no sobrecargar la columna y concentrar el máximo peso sobre las piernas. Para fregar el suelo, es recomendable que la longitud de la fregona o cepillo sea lo suficientemente alta para que no sea necesario inclinarse.

José Santos advierte también de los riesgos de tareas que hacen que permanezcamos agachados mucho tiempo, como puede ser recoger cosas del suelo o hacer la colada. Por ejemplo, para seleccionar la ropa que queremos meter en la lavadora, es mejor sentarse en el suelo directamente para no permanecer en una postura perjudicial. Igualmente, a la hora de recoger algo puntual del suelo que no requiera de que nos sentemos, es mejor flexionar las rodillas para no tener que doblar la espalda.

“En cualquier caso, pese a todos estos consejos, no podremos evitar al cien por cien que podamos sufrir accidentes domésticos a la hora de realizar tareas en el hogar. Cuando esto suceda, es clave mantener la calma y tener a mano un botiquín y, si las molestias persisten o hay alguna duda, acudir siempre a un profesional cualificado como el fisioterapeuta”, concluye Santos.

 

 

 

Tageadas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *