Piedras

‘Es un regalo de la vida poder hacer un voluntariado’

  • La colegiada Gloria Escudero nos cuenta su experiencia como cooperante internacional gracias a una beca de cooperación del Colegio.

Cada año, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) concede las becas de cooperación ‘Lorena Enebral’, una ayuda económica a la que pueden optar todos los colegiados que vayan a participar en proyectos de cooperación internacional.

Gloria Escudero fue una de las colegiadas que se benefició de estas ayudas el año pasado, gracias a la cual pudo trabajar como cooperante internacional en un proyecto que la Fundación Vicente Ferrer tiene en Anantapur, un municipio del estado de Andhra Pradesh, en India.

En una entrevista publicada en el número de enero de la revista ’30 Días de Fisioterapia’, la fisioterapeuta explica esta experiencia que, según reconoce, le ha hecho crecer a nivel profesional y personal así como “abrir los ojos y salir de esta burbuja en la que vivimos”. “Con el estrés diario de la familia y el trabajo no valoramos muchas cosas. Es también una lección de honestidad y humildad. Es un regalo de la vida poder hacer un voluntariado”, asegura.

A continuación, reproducimos el texto completo de la entrevista a Gloria Escudero y aprovechamos para animar a todos los colegiados a seguir la senda de nuestra compañera.

‘Es un regalo de la vida poder hacer un voluntariado’

¿Por qué has decidido ser cooperante internacional?
Consideré que era una buena oportunidad para ayudar a poblaciones desfavorecidas, además de ser una oportunidad profesional y personal para crecer

¿Y por qué en la India?
Necesita mucha ayuda. Quería aportar mi granito de arena por si, poco a poco, se pueden ir cambiando las cosas.

Has sido voluntaria en un proyecto que la Fundación Vicente Ferrer lleva a cabo en Anantapur. ¿En qué consistía?
El proyecto ha sido llevado a cabo por el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Andalucía, en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer. Al venir a vivir a Madrid y colegiarme en el CPFCM, tuve la suerte de recibir la beca de voluntariado internacional Lorena Enebral. El objetivo del proyecto era formar al fisioterapeuta indio y, por supuesto, colaborar con la Fundación.

¿Conocías la labor de la Fundación Vicente Ferrer?
Tenía cierto conocimiento de la Fundación pero no sobre cómo se podía ayudar. Nuestro papel en el proyecto fue ayudar de manera asistencial y formar al fisioterapeuta, especialmente, en el área respiratoria y a nivel postparto y periparto, porque son áreas menos trabajadas. Otros cooperantes se centraban en otras áreas, de manera que, entre todos, completábamos su formación. La figura del fisioterapeuta en la India es muy importante.

¿Cuál es la situación de la Fisioterapia en la India?
Los hospitales son todos privados y cuentan, generalmente, solo con un fisioterapeuta para todos los pacientes. Además, suele ser una figura masculina, lo cual es un problema porque los hombres no pueden entrar en el área de Obstetricia, por ejemplo. Hay que fomentar la figura del fisioterapeuta en el postoperatorio, en todas las intervenciones quirúrgicas y en todas las áreas, como Pediatría, por ejemplo.

¿Qué conclusiones sacas de esta experiencia?
Ha sido una experiencia increíble, indescriptible y enriquecedora. A nivel personal, he conseguido entender mejor su cultura y me llevo de vuelta miradas muy profundas y mucho humor. A nivel profesional, he aprendido mucho. He trabajado con radiografías y lesiones por accidentes de tráfico muy impactantes, y he tenido la posibilidad de estar presente en partos. En cuanto a los sanitarios de allí, tenemos un trabajo profundo de concienciación porque muchas veces tienen los conocimientos y el material, como unos guantes o mascarillas, pero no siempre los utilizan.

¿Qué problemas de salud tienen en la India rural?
Los principales problemas de salud son la escasez de agua, debido a la sequía, y una falta de higiene alarmante, con un índice de salubridad bajísimo. Además, al estar en la zona rural está el peligro de enfermedades como la malaria, el dengue y el sida. Hay mucha falta de información. También nos hemos encontrado a niños con picaduras de escorpión, serpientes… Todo esto aumenta el índice de morbilidad. En cuanto al hospital, es increíble lo que ha hecho la Fundación. En atención y estructura parecen hospitales europeos, y la formación de los médicos es muy alta. En este caso, no parece un país en vías de desarrollo.

¿En qué consistía vuestra ayuda en el día a día?
He trabajado en el área hospitalaria y he entregado todo el amor que he podido, pero ellos me han aportado mucho más cariño y amor. A nivel hospitalario, hemos contribuido a formar a enfermeras del hospital y al fisioterapeuta. Pero, repito, el papel clave de concienciarles para seguir creciendo.

¿Qué tratamientos son los que más demandan?
En la sala de fisioterapia el tratamiento más demandado es la terapia manual. Cuentan con electroestimulación para trabajar las parálisis faciales, un destacable trabajo de rehabilitación, debido a la cantidad de accidentes de tráfico, y una gran labor en el tema respiratorio y en Maternidad, Obstetricia y Ginecología. En este último caso, la fisioterapia es clave para aliviar los dolores de la mujer que va a dar a luz y la recuperación postparto. Hay que tener presente que el parto es un poco agresivo, por lo que necesitan una rehabilitación considerable y unas medidas de higiene para que no sufran infecciones.

¿También dais pautas a los pacientes para continuar su rehabilitación en casa?
A algunos pacientes se les dan una serie de pautas, similares a las que daríamos en España, pero más sencillas. Sobre todo, a los pacientes con trauma, de rehabilitación postcirugía, a los hospitalizados en respiratorio y a las mamás, para que pudieran trabajar con los pequeños. Realizamos algunos folletos esquematizados para que se pudiera explicar y entender fácilmente.

¿Qué te parece que haya entidades como el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid que otorguen becas a cooperantes internacionales?
Me parece muy destacable y necesaria la labor del CPFCM en ayudar a los fisioterapeutas a que hagan este tipo de colaboración internacional. Es muy interesante que se pongan en marcha este tipo de becas para ayudar a poblaciones tan desfavorecidas, como la India. Además, sin la ayuda del Colegio y de la Fundación Vicente Ferrer yo no hubiera podido colaborar. Estoy muy agradecida.

¿Recomendarías solicitar una beca de cooperación?
Lo recomiendo porque a nivel profesional y a nivel personal te hace crecer, abrir los ojos y salir de esta burbuja en la que vivimos. Con el estrés diario de la familia y el trabajo no valoramos muchas cosas. Es también una lección de honestidad y humildad. Es un regalo de la vida poder hacer un voluntariado.

¿Es altruista el fisioterapeuta?
Casi todos los fisioterapeutas tenemos ese sentido de querer ayudar a los demás. Es un profesional que se puede sentir muy identificado con la figura del voluntariado. En nuestro día a día y en nuestra profesión, de algún modo, hacemos en muchos momentos una acción de voluntariado.

Tageadas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *