Piedras

Fisioterapia basada en la evidencia

El Colegiado Daniel Acha, fisioterapeuta del CS Almendrales, reflexiona en la Tribuna del mes de abril de la revista ’30 Días de Fisioterapia’ del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM),sobre la fisioterapia basada en la evidencia (FBE).

A su juicio, debe ser una realidad en el desarrollo de nuestro paradigma profesional en base a los nuevos modelos académicos, científicos y clínicos.

A continuación, reproducimos el artículo completo esperando recibir vuestras aportaciones y comentarios.

Fisioterapia basada en la evidencia. Más allá de la investigación

Del modelo de Ciencia, Tecnología, Sociedad y de la corriente de pensamiento desarrollada en la medicina basada en la evidencia (MBE), se produce la transferencia a nuestra profesión del término fisioterapia basada en la evidencia (FBE), y
con él surge el concepto de práctica clínica basada en la evidencia.

La Fisioterapia ha evolucionado en base a tres etapas: técnica, profesional y científica. La falta del conocimiento de la evidencia existente es un problema frecuente en nuestra práctica clínica, siendo necesario dotarla de rigor, datos, eficacia, seguridad… Algunos autores señalan la existencia de una diferencia fundamental entre la “carencia de evidencia y la evidencia de carencia”. “El uso consciente, explícito y sensato de la mejor evidencia actual para tomar decisiones sobre la atención de cada paciente…, implica integrar la experiencia clínica individual con la mejor evidencia clínica externa disponible”.

El empleo de resultados de investigaciones debe formar parte de la toma de decisiones del fisioterapeuta y permitir modificar, remplazar o aportar nuevos métodos, técnicas, procedimientos, programas, guías clínicas y protocolos. La investigación en Fisioterapia, por sí misma, no configura la práctica de la FBE, esta debe:

  • Transferir las necesidades de información mediante preguntas clínicas sobre variables como el paciente, su escenario, las intervenciones y los objetivos.
  • Localizar las evidencias con mayor nivel de solidez disponibles en investigaciones de calidad; determinando su validez, aplicabilidad o factibilidad dentro del contexto clínico.
  • Emplear las conclusiones, considerando los riesgos e incertidumbres, frente a los beneficios y efectividad, teniendo en cuenta las preferencias del paciente.

Los cambios en los modelos de atención precisan el empleo de los resultados obtenidos en investigación, tanto a nivel del diagnóstico como en el tratamiento. Las nuevas herramientas de razonamiento, diagnóstico, tratamiento, las medidas de prevención o de promoción de la salud, como la prescripción del ejercicio terapéutico, resultan de vital importancia dentro del nivel básico de atención. A su vez, todas ellas se sustentan en el conocimiento científico, ya que el conocimiento de la fisiopatología de las enfermedades, disfunciones, deterioros funcionales… no son suficientes para el desarrollo de una práctica clínica de calidad.

El origen filosófico, el tecnológico y la investigación son fundamentos de la práctica clínica basada en la evidencia, la fisioterapia basada en la evidencia debe ser una realidad en el desarrollo de nuestro paradigma profesional en base a los nuevos modelos académicos, científicos y clínicos.

Tageadas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.