Piedras

Diversidad e inclusión

En el número de junio de la revista «30 Días de Fisioterapia«, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (ICPFCM), reflexionaba sobre la importancia de luchar por la diversidad tanto dentro como fuera de la profesión.

A continuación reproducimos el artículo completo debido a su interés y esperando recibir vuestras aportaciones y reflexiones sobre este tema.

En el pasado mes de mayo, al mismo tiempo que se celebraba el Congreso Internacional de la World Confederation For Physical Therapy (WCPT), el Observatorio Español Contra la LGBTfobia, junto a Colegas – Confederación LGBT Española, invitaba a esta Institución a la entrega de los Premios Rainbow 2019. Estos galardones se otorgan a personas, organismos e instituciones que han demostrado su compromiso con los derechos de la comunidad LGBT+.

Entre los premiados este año estuvieron la embajada de la India; el proyecto educacional “Somos Más”; la modelo Ángela Ponce; la Fundación 26 de Diciembre; la Oficina Nacional de Delitos de Odio; D. Miguel Ángel Aguilar, fiscal jefe de la Fiscalía de Delitos de Odio de Barcelona; el Consejo de Víctimas de Delitos de Odio y Discriminación; los responsables de la campaña “Ames a quien ames, Madrid te quiere”; Boris Izaguirre, y el programa de TV “Gente Maravillosa”. En el encuentro estuvieron presentes cuerpos diplomáticos, directores generales, así como otras fundaciones e instituciones. Todas ellas comprometidas con la igualdad y el derecho a la diversidad.

Parecen dos conceptos alejados, pero están relacionados. La Asamblea General de la WCPT aprobó durante estos días una nueva política de diversidad e inclusión (que se puede consultar dentro de la web de la organización). No podemos separar nuestro ejercicio profesional de nuestro perfil humano. Hay que recordar que hay todavía países que condenan con cárcel, cadena perpetua e incluso muerte los “delitos de orientación sexual”.

En Madrid somos más de 10.500 colegiados. Según la estadística, entre 1.500 y 2.000 compañeros son LGBT+. Pero no hace falta irse tan lejos como Siria, Arabia Saudí, Marruecos, Túnez, etc. No hace falta que te metan en la cárcel. En Madrid los delitos de odio están aumentando, igual que está pasando en España y en toda Europa.

Como agentes de salud, debemos asegurar un espacio de confianza a nuestros pacientes. Deben poder olvidarse de cambiar su pareja por eufemismos. Deben poder sentirse cómodos con nosotros, puesto que algunos problemas se ven agravados por la incomprensión, el acoso y el aislamiento. El miedo.

Igualmente, nos puede pasar entre compañeros y con los jefes. No es lógica la embarazosa recomendación que algunos compañeros y compañeras recibieron en su momento de no manifestar su orientación sexual en el trabajo. Comentarios tan “bienintencionados” que ni molestaban.

Como fisioterapeutas, no se nos debe “segregar” por sexo: “Que me trate un hombre que tiene más fuerza. Que no sea chico que me tengo que desnudar”; por nuestro físico: “Mejor el cachas que el gordito, que fijo que entiende más de lesiones deportivas”; por discapacidades: “A tu compañero no le entiendo cuando me habla, tu compañera no va a ver bien”, y, así, un largo etcétera.

Como Colegio debemos luchar por la libertad, por la defensa de la diversidad y por la igualdad. Debemos ser ejemplo y un faro para profesionales, usuarios, instituciones, empresas, administraciones y, si fuera necesario, para otras comunidades o países.

Es necesario unir fuerzas con todos aquellos que también defienden a las víctimas, con los que crean espacios para que todos podamos ser nosotros mismos. Para que, si alguna vez, nuestra compañera es trans, eso nos importe tanto como el color de su coletero.

Aprovechemos para salir a la calle, en las fiestas del Orgullo, con nuestros compañeros, nuestros pacientes, nuestras familias. Celebremos la diversidad, dentro y fuera de la profesión.

Tageadas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.